Reinicia tu presente para afrontar los cambios

Afrontar-los-cambios.-CEDECA-Psicología-y-Coaching-Moralzarzal

Afrontar los cambios. Habiendo transcurrido más de un mes desde que comenzó el confinamiento, somos mucho más conscientes de que la vida está llena de incertidumbre, riesgos, inseguridad, miedo a lo desconocido, a perder el control, a cualquier dolencia o síntoma, a enfermar de lo que sea… y también que el momento actual, nos obliga a poner en marcha sí o sí nuestra capacidad de adaptación frente al imparable cambio constante y la necesidad de REINICIARSE.

Durante estas últimas semanas, no hemos parado de escuchar la palabra «crisis». Popularmente hace referencia a una situación grave que pone en peligro el desarrollo normal de la vida, por estar inmersos en una situación difícil de gestionar… así que, cuando nos hablan de «crisis», nos ponemos en “modo alerta”, «negamos la situación» o nos “ponemos a la defensiva” porque lo que estamos viviendo es indeseable, supone una amenaza, implica ruptura, separación, pérdidas o cambios no elegidos.

¿Por qué es importante en este momento CONFIAR en nuestras capacidades para convertirnos en GESTORES de nuestro cambio, para seguir afrontando esta crisis con salud y recuperar nuestra estabilidad emocional aún estando en confinamiento?

Porque ha llegado el momento en el que TODOS nos sentimos más vulnerables y confusos, con mucho más miedo a contagiar o ser contagiados, con más preocupaciones, sensación de desamparo, desprotección, abandono o con más estrés. Pero como seres humanos, TODOS tenemos la capacidad de SER RESILIENTES en un momento como este, por muy duro que esté siendo:

  • Porque nuestra naturaleza nos hace ser capaces de gestionar las situaciones adversas y salir fortalecidos.
  • Porque las personas somos capaces de identificar nuestras necesidades y hacernos responsables de lo que sentimos.
  • Porque todos los seres humanos somos capaces de desarrollar nuestra creatividad para generar soluciones eficaces, y tomar decisiones ante las dificultades que se presenten. El enfoque mental del futuro es el pensamiento divergente.
  • Porque tenemos la capacidad de reiniciar nuestro presente, estar en continua interacción con personas o instituciones que nos pueden ayudar para encontrar soluciones ante nuestras crisis personales, familiares o profesionales.

Por momentos pensamos… “pero yo pensaba que esto iba a acabar ya, ¿cómo hemos llegado hasta aquí?, no me creo que esto esté pasando en este siglo, pensaba que las pandemias era cosa del pasado. Estaba casi convencido de que iban a ser un par de semanas y todo iba a volver a la normalidad, ¿cómo voy a ser capaz de afrontar los cambios en mi vida?

  1. Primero: puedes tomar conciencia de que las personas somos las únicas responsables de modificar nuestros hábitos, gestionar nuestros propios conflictos de intereses, y aumentar la sensación de control, de certidumbre o seguridad, manteniendo así nuestra estabilidad emocional.
  2. Segundo: ¿Puedes concentrarte?, ¿estás excesivamente preocupado o muy cansado?, ¿te sientes muy irritable o aburrido? O, por el contrario, te sientes eficaz y con capacidad para concentrarte, adaptándote, implicado en mantenerte estable y sereno a pesar de las circunstancias, cuidando tu salud y la de tu entorno, sin ansiedad, sin sobrecarga emocional… para esto último, puedes rebajar el «exceso de actividad para no pensar», puedes dejar de «dormir para no sentir» y pararte a observar cómo estás, cómo te sientes de verdad, qué estás necesitando que sea viable en este momento, y qué haces con lo que sientes.
  3. Tercero: Si percibes que tu estado emocional se está complicando, te ves afectado más de lo normal o si parece que aumenta la sintomatología ansioso-depresiva, fobias, hipocondria, pensamientos obsesivos, conductas compulsivas, abuso de sustancias, etc., puedes pedir ayuda profesional que te proporcione apoyo psicológico para que no te sientas tan desbordado o bloqueado por la situación.

“Reiníciate y cuída-te emocionalmente: resistirse al cambio es resistirse a la vida misma”

Por CEDECA Psicología&Coaching