Ya no puedes decir que nadie te lo contó… el apego debe ser seguro

Ya-no-puedes-decir-que-nadie-te-lo-contó...-el-apego-debe-ser-seguro

La vinculación afectiva que se da entre el cuidador primario y el bebé se denomina apego.

Todos los vínculos humanos tienen su base en la infancia y en los primeros modelos relacionales. Dichos modelos prefiguran el molde con el que el adulto encaja sus relaciones con los demás.

Para conseguir proximidad con los otros, utilizamos las estrategias más adaptativas que aprendemos a lo largo de la infancia.

¿Qué es lo más importante que debemos conocer acerca del apego?

El apego obedece a una necesidad biológica del bebé de permanecer cerca del cuidador, de quien necesita los cuidados básicos para sobrevivir (Ej.: estabilización, contención, protección, etc.). Se activa en situaciones de peligro, daño o estrés.

El sistema de apego es maleable a lo largo de la infancia, y los patrones de comunicación y la mentalización son fundamentales en el establecimiento de vínculos.

Este proceso de mentalización mantiene al menor conectado con su mundo interno, al tiempo que está también conectado a la mente de su cuidador, generando así “puentes” entre su mundo interno y externo.

El niño hace una valoración de la disponibilidad de los cuidadores a la hora de establecer un modelo relacional interno, y se manifiesta en este tipo de conductas:

  • El niño busca, sigue y mantiene la proximidad a una figura de apego protectora.
  • El niño necesita la figura de apego como una base segura para explorar.
  • El niño busca una figura de apego como refugio en situaciones de peligro y momentos de alarma.

Ver vídeo explicativo de La Teoría del apego, condiciones básicas para generarlo y su clasificación

A través de la psicoterapia se puede intervenir en la forma de vincularse de una persona, y, mediante una experiencia emocional correctora con el terapeuta, la persona puede lograr un apego seguro adquirido, a través del cual, al ser consciente de las peculiaridades y la historia vital propia, se logra mejorar la salud mental, tener una experiencia vital más plena y un ajuste óptimo al entorno.

Artículo redactado en colaboración con Samuel Fernández-Salinero San Martín. Psicólogo en Centro CEDECA Psicología&Neuropsicología&Psicopedagogía&Coaching