Cuando tu hijo/a mire en su interior, ¿qué quieres que encuentre?: Claves para el Desarrollo de la Autoestima de los Hijos

Me siento bien conmigo mismo por cómo soy… vs … no sé qué cosas hago bien ni cuáles puedo mejorar. ¿De qué depende que tu hijo/a tenga un buen autoconcepto de si mismo/a?

Vamos a aclarar algunos conceptos…

TENER UNA BUENA AUTOESTIMA durante la infancia es posible cuando:

  • Los padres refuerzan lo que sus hijos hacen bien y los intentos de hacerlo.
  • No se pone EL FOCO EN EL ERROR, sino que cometer errores es propio de la naturaleza del ser humanoNuestro/a hijo/a no tiene miedo a participar o expresar su opinión, y cuando le corrigen, no se siente atacado/a ni “etiquetado/a”. 
  • El diálogo que mantiene consigo mismo/a será justo, realista y le proporciona valor, ni se sobrevalora ni se infravalora.
  • Los padres ayudan a sus hijos a identificar y expresar sus emociones sin temor, ofreciéndoles un hogar en el que todos nos comunicamos teniendo en cuenta nuestros sentimientos y los de los demás, EDUCANDO con INTELIGENCIA EMOCIONAL. 

TENER UN AUTOCONCEPTO POSITIVO durante la infancia es posible cuando:

  • En primer lugar, los padres son los que tienen conocimiento y un buen concepto de las cualidades personales de sus hijos. Es decir, cuando los padres CONOCEN BIEN A SUS HIJOS, sus virtudes y debilidades o áreas de mejora.
  • Los padres permiten, favorecen y estimulan a sus hijos para que exploren y desarrollen sus inquietudes, talentos o habilidades.
  • Los padres han hecho lo posible para que sus hijos tuvieran experiencias de éxito, cuidando los nivel de exigencia y autoexigencia.

TENER AUTOCONFIANZA ÓPTIMA durante la infancia es posible cuando:

  • Tanto los padres como sus hijos tienen una expectativa realista sobre lo que pueden conseguir, respetando su ritmo de aprendizaje, confiando en su capacidad de mejorar, alcanzar sus metas y seguir aprendiendo.
  • La percepción de uno mismo es buena, conseguimos rendir y sentimos que, cada uno a su nivel, tiene el control de su vida y de su entorno. Es decir, cada uno tenemos nuestra RESPONS-ABILIDAD (HABILIDAD PARA RESPONDER) frente a lo que nos ocurre en la vida.
SUBES Y BAJAS, LA VIDA ES ASÍ… OS INVITAMOS A VER ESTE CORTO DE PIXAR: