Ya sólo quedan las notas de final de curso… ¿qué hago si mi hijo/a suspende?

Aunque tu hijo/a no haya hecho lo suficiente para aprobar durante este último trimestre del curso o los resultados académicos no están siendo suficientemente satisfactorios… tras el disgusto, NUNCA “tires la toalla”, hay que perseverar, conocer y aceptar sus limitaciones (también las tuyas…). ¡¡¡SIEMPRE se está a tiempo de reconducir la situación!!!!. A continuación te damos algunas recomendaciones para abordarla:

  • Confía y acepta a tu hijo/a tal cual es, con sus fortalezas y debilidades, respetando su ritmo de aprendizaje, sus características actuales  y no te enfoques únicamente en los resultados académicos que haya sacado.
  • Ayúdale a desarrollar su sentido de responsabilidad y autodisciplina en otras áreas diferentes al estudio, con el objetivo de asociar emociones favorables frente al esfuerzo… es entonces cuando podrá despertar su deseo de cambiar, de mejorar, de madurar y de interesarse por aprender.
  • Regula la presión que ejerces sobre él/ella: Cuando tu hijo/a está aprendiendo algo y cree que es importante, le satisface, le despierta la curiosidad o le interesa especialmente…su cerebro atenderá y la atención abre las puertas del conocimiento. Sólo entonces, asimilará, interiorizará lo aprendido y lo memorizará. Si por el contrario, lo que está aprendiendo no le satisface, es rutinario, le aburre o le provoca mucha tensión, se verán afectadas las funciones del cerebro implicadas en el proceso de aprendizaje.

frases-para-diseadores-1465478795p4lc8

  • Ten en cuenta que descansar ayuda a retrasar la fatiga mental: Habiendo conseguido el objetivo propuesto en la sesión de estudio, favorece que tu hijo/a descanse lo necesario en cuanto detecte los primeros síntomas de fatiga mental. Sólo así podrá asimilar otro contenido distinto, avanzar en el estudio y dedicar un tiempo de calidad a desempeñar la tarea y, por consiguiente, quedándole tiempo libre para el resto de sus actividades diarias.
  • Haz que tu hijo/a no se salte el desayuno: Logra que adquiera hábitos de alimentación sanos (Ej.: el desayuno debe contener lácteo, cereal y fruta), haz lo posible para que haga 5 comidas saludables al día, distribuyendo las calorías correctamente, y que se hidrate (la falta de líquido en el organismo afecta a la atención, la psicomotricidad y la memoria inmediata).
  • Si es posible, haz que tu hijo/a vaya andando o en bicicleta: la ventilación y el movimiento son beneficiosos para mejorar el rendimiento y las funciones del cerebro.
  • Es muy importante que tu hijo/a duerma las horas necesarias en función de la edad: El sueño tiene un papel muy importante en la neuroplasticidad del cerebro y en la memoria. Si no duerme las horas necesarias para tener un sueño reparador, puede reducirse la memoria de trabajo, la atención sostenida, tener dificultades en la inhibición de la conducta y problemas en la autorregulación emocional (irritabilidad, angustia, mal humor..).

Muchos problemas por bajo rendimiento escolar, falta de concentración o de conducta, se resolverían si los padres y las madres nos aseguráramos de que nuestros/as hijos/as desayunan correctamente y durmieran las horas necesarias para su edad.

Para cualquier duda, en CEDECA tenemos un equipo de psicólogos y psicopedagogos a su entera disposición.

Nombre (requerido)

Apellido/s (requerido)

Teléfono (requerido)

Correo electrónico (requerido)

Mensaje que quieras dejar

Si procede, puedes subir comprobante de transferencia

He leído y acepto la política de privacidad

  • Responsable: CENTRO DE ESTUDIOS DE CALIDAD SL - CIF: B81025082
  • Fin del tratamiento: Los datos suministrados serán utilizados únicamente para realizar un contacto personal
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido
  • Contacto: cedecapsico@gmail.com
  • Información adicional: Consulta la información detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de Privacidad